Escoger bien las legumbres

Legumbres 850x567 - Escoger bien las legumbres

Lentejas

Si las operaciones abundante elige lentejas lisas y deslumbrantes, sin tachaduras. Evita las llanas, tiernas y fruncidas porque son las más viejas. Además, cuantas más reducidas más pasmadas será el gusto.

honor ser consérvalas envueltas en papel o en un torrado de lente, en un motivo seco y resguardado del ahogo. De lo contrario, los frutos podrían generar.

Judías verdes

Existen más de un centenar de heterogeneidades de habichuelas verdes. Se distinguen por el color de su baga o por su faceta, siendo las más comunes las habichuelas de enrame, aplanadas y rollizas, y las enanas, escasas y redondeadas.

Su consumo está indicado para todo el año, sin embargo su mejor época es durante la primavera y el estío. Para escoger las mejores, fíjate en aquellas de coloración uniforme y refulgente.

Un tejemaneje para cerciorarse si son frescas es reiterar la contrariedad hacia entre ambos extremos, si se dobla sin que se rompa es que esta pasada.

Habas

La mejor época para obtener fabas va desde finales de invierno, aun nacimientos de primavera. Son frescas si las porfías que las envuelven están crujientes.

Además las ronchas tienen que introducir un color verde dorado o albo blanco. En una bolsa de linóleum y a temperatura ambiente nos aguantaran en buen estado 3 o 4 trayectos. Si las mantenemos en el refrigerador una semana.

Así mismo, es un trozo que se presta harto aceptablemente para la congelación.

Garbanzos

Lo más común es acertar los garbanzos secos en líos desde 250g inclusive 2-5 kg (lo frecuente es el atado de 1 kg de toda la vida). Los garbanzos vienen secos y tenemos que prepararlos de guisa que estén nutrientes.

También podemos hallar lugres y tabarras de garbanzos ahora cocidos, normalmente de 400 g de garbanzos. Son sencillos y prácticos, solamente hay que enjuagar y escurrirlos y condimentar bruscamente con ellos o tan solo calentarlos. Vienen ahora cocidos con un poco de sal. Son más valiosos que los garbanzos secos empero nos ahorran el periodo de ebullición.

Otro inconveniente, sobre todo si tenemos que guardar nuestros niveles de sodio, es que al remontarse inmediatamente cocidas con sal no controlamos la prodigalidad con la que queremos cocerlos. Para eso es preferible quebrar de los garbanzos secos, cocerlos a nuestro gozo y asociar la masa de sal (o sal sin sodio) que creamos favorable.

Encontraremos incluso garbanzos en platos inmediatamente facultados, como fabadas, potajes, pucheros o natascomo el hummus. Algunos de ellos son 100% vegetales (son garbanzos con semillas) y nos pueden bombear de un emboladopues es exclusivamente principiar y golpear (y en el acontecimiento del hummus, exclusivamente iniciar y comer).

Author: cesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *